viernes, 28 de diciembre de 2012

Mucha mierda!



Mucha mierda

En muchos países, los artistas del espectáculo se desean suerte antes de subir al escenario diciendo: «mucha mierda» o «mierda, mierda». Probablemente provenga de la costumbre en Francia de pronunciar "merde" como señal de éxito Esto forma parte de una superstición que considera que desear buena suerte generaría justo lo contrario, mala suerte. El origen de esa costumbre no está claro. Hay quienes explican que esto se debe a que antiguamente, en París sólo podían permitirse ir al teatro las personas de la clase pudiente, que acudían al mismo en coche de caballo. Entonces, si en la puerta del teatro había gran cantidad de "mierda", significaba que el teatro estaría lleno, o lo que puede suponer mucho éxito. Otros afirman que el origen de decir «mierda» o «mucha mierda» es que, en la Edad Media, los artistas iban con sus carromatos por los pueblos. Cuando llegaban a uno, si había mucho estiércol a la entrada, calculando la extensión del mismo, eso quería decir que en aquel momento había un mercado, feria u otro acto y por eso entraban, hacían su espectáculo y se iban. Cuando se encontraban con otros artistas, se deseaban mucha mierda.


Usos coloquiales

Como interjección expresa, enfado o contrariedad. Algunos acostumbran sustituir la palabra por un eufemismo, que es la interjección miércoles. Como sustantivo puede significar ‘malo’ («este disco es una mierda») o ‘nada’ («me importa una mierda»), puede describir a una persona en situación comprometida o embarazosa («está de mierda hasta el cuello»), o con un sentido despectivo para referirse a cosas o ideas («deja de decir esas mierdas») o como un descalificativo («con ese mierda no tengo ni para empezar»). También puede mostrar desprecio ante alguien o expresar deseo de tener a esa persona lejos con la expresión «mandar a la mierda». También se utiliza cuando otro está cometiendo un acto no aprobado por uno («¿Qué mierda haces?»). «Comer mierda» describe una situación difícil, donde la persona debe pasar por muchos obstáculos o es una persona a la que se le ha asignado una tarea o responsabilidad de forma poco ecuánime; de ahí la utilización de la frase: «Me tocó a mí comerme la mierda». En algunos países, «come mierda» es una persona despreciable, arrogante, con aire de superioridad, que goza de hacer sufrir a otros, o que es egoísta («Estos políticos son unos come mierda»). Se dice que una persona que «habla mierda» es aquella que miente, habla mal de otras personas o dice cosas superfluas; o también puede significar que está teniendo una conversación sin ningún tipo de fin («¿Qué estás haciendo? Acá, hablando mierda»). Que algo «huela a mierda» indica que una situación es sospechosa, turbia o poco clara. También se puede decir en una situación de reproche «me cago en mis mierdas».

BIBLIOGRAFÍA: wikipedia

He aquí mi felicitación para el 2013. He intentado que cada uno la haga suya, por eso he buscado una palabra que, en castellano, vale para todo, para lo bueno, para lo malo, y para lo peor también. Quiero decirte también, que he excluido de esta felicitación a aquellas personas que me "importan una mierda". Parece que estoy bravo estas navidades!

Dedicado a mi tío Luis, nadie como él sabía utilizar la expresión «ese es un come mierda». Siempre en el momento adecuado. Sus ojos se asomaban sobre las páginas de la Historia de España para ver aquella caja tonta con el filtro de sus lentes. Y es que decir tonterías en la tele es cosa antigua. Desde mi medio metro yo lo miraba. Él se giraba, curiosamente hacia a la izquierda, para preguntarme: «¿tú qué eres, un home, un homiño, un macaco o un macaquiño. Yo callaba y él sonreía.

Con mis mejores deseos!

Luis Galán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada