miércoles, 17 de agosto de 2011

El Globo de Betanzos tocó el cielo


He oído decir, uno, dos y tres días,
y más también:
El Globo es siempre lo mismo.
Y que verdad tan cierta.

Y sí, el Globo de San Roque es como la Navidad.
En aquel anuncio de turrón e infancia.

Hay betanceiros en Coruña y en Madrid,
en las Américas y en las Europas,
y más lejos también.
Pero siempre vuelven,
a casa, por San Roque.

Dos de la tarde,
saludos de taberna y calleja.
Los años que pasan pero no pesan.
Qué tal te va? qué tal te viene?

Más tarde, tarde de damas y danzas.
Miradas al cielo de sol y nubes.
Lloverá?, no lloverá?, nunca llueve!
Incertidumbre.

Las once y media,
el Globo trepa torre arriba.
Y lo sujeta el que quiere.
Los más altos por lo alto,
los más bajos por lo bajo.

Y el corazón de papel arde en su interior.
Y se llena de orgullo y deseos,
y también promesas.
Y se va para alcanzar el cielo.
Brillo en los ojos y piel de gallina.

Y en el cielo, las estrellas,
y en las estrellas,
betanceiros que se asoman,
y que viven otra vida.
Ni en Madrid, ni en Buenos Aires,
y sí en el recuerdo.

Y tocan el Globo con sus manos,
y leen las buenas nuevas.
Qué tal nos va! qué tal nos viene!
Y cuánto los echamos de menos!
Cuánto! Cuánto!

Y es que el Globo es siempre lo mismo,
que verdad tan cierta.
Un gran corazón de papel,
que nos une por un día para tocar el cielo.

Un año que acaba y otro que empieza.
Porque en Betanzos,
el dieciséis es Navidad,
y el dieciocho Año Nuevo.
Lo digo para que lo entiendas.

Y es que el Globo es siempre lo mismo,
que verdad tan cierta.
Y no lo digo más,
que ya lo he dicho tres veces.

Corazón de papel y anilina en la sangre
Exposición en el Café Lanzós de Betanzos

Siete dibujos vectoriales de un día de San Roque, de un año cualquiera.
Edición de 20 piezas sobre papel kraft (el del globo de Betanzos) realizadas con una paleta de cinco colores (los que se usan en la decoración del globo, rojo, amarillo, azul, verde y negro) numeradas y firmadas a mano en la parte inferior.
Luis Galán 2011.

luis@sistema.es

Dimensiones:
50 x 50 cm
(52 x 52 cm con el marco)

jueves, 4 de agosto de 2011

No doy una y el Globo de Betanzos


Pensando, pensando... Pensaba yo que este año, pintaría mi Globo de Betanzos número 25. Y claro, con esto de la ¿madurez? ya empiezo a quitarme años. ¿Y que pasó? Qué repasé las cuentas y éste es el Globo número 26. Pero como la cosa ya no tiene remedio, lo celebraré con mis amigos Sánchez Brothers en el Café Lanzós. ¿Y cómo?. Pintando la mona. No sé hacer otra cosa!

Muy pronto, en las paredes del Café Lanzós, en la Ciudad de los Caballeros:

Corazón de papel y anilina en la sangre.