miércoles, 23 de septiembre de 2009

Océano en conserva


Diez de la mañana, café de trabajo con mis compañeros en El Hispano. Jose ojea la revista MAN y me muestra la página 28. Alegría! En la sección FAVORITOS, aparece una lata de Berberecho al natural con kombu de azúcar, de PortoMuiños, compartiendo cartel con un Porsche 911 turbo, una cámara Olympus Pen, una bolsa de viaje Gant y otras cosas lindas. Antonio, eres un crack. Y por lo que a mí me toca, reconozco que esto de ver mis dibujitos y diseños en la revista MAN a primera hora del día, mola.

Berberecho con un ligero toque cítrico y alga kombu de azúcar. MARIDAJE: Ideal con vinos blancos frescos y ligeros, cervezas ligeras, espumosos, jóvenes o vermuts blancos.



Antonio Muiños, propietario y alma Mater de PortoMuiños, está considerado como “el gurú de las algas” por el mismísimo Ferrán Adriá.

Muy conocido y admirado entre los cocineros más importantes del mundo, Antonio ha desarrollado con universidades y centros de investigación diferentes proyectos absolutamente pioneros, volcados en el cultivo y desarrollo de los usos gastronómicos de las llamadas verduras del mar. La última sorpresa salida de su chistera son conservas que combinan moluscos y algas, abrir una es como sumergirse de cabeza en los sabores del océano. Imprescindibles son sus berberechos con kombu de azúcar, elaborados con los mejores berberechos de la ría de Noia y con kombu dulce recolectado a mano por buceadores. Esta alga delicadamente tierna y ligeramente dulce es pariente del clásico kombu japonés, de la que se extrajo por primera vez el glutamato monosódico, condimento imprescindible en la cocina asiática y responsable del llamado quinto sabor: el umami.

Ana Diez Bermejo

Revista MAN. nº263 octubre 2009

2 comentarios:

  1. Ala! q bien.
    A mi personal y generalmente me gustan más las cajas de las cosas con dibujos que con fotos, y en este caso mucho!

    enhorabuena

    :-)

    ResponderEliminar
  2. Pos yo veo así las cuatro cajas juntas; y en vez de ganas de comer berberechos me dan ganas de buscar un marco, un martillo, un clavo y una pared...

    ResponderEliminar